Header Ads

El Parquecito: de lo bello y lo feo. ( + galería)

En el antiguo Cocal de Bolaños, al noreste de la cabecera municipal de Puerto Padre, surgió hace cerca de 30 años el parque de diversiones y zoológico: 25 de diciembre. De siempre fue uno de los sitios sombreados por excelencia del pueblo, hasta que en 2008 en huracán IKE con su paso arrasador destruyó la flora de esta región.
No obstante, los trabajadores del “parquecito”, como le llama la mayoría de los puertopadrenses, se dispusieron a recuperar el verde del lugar y hoy es un verdadero pulmón ambiental en esta región. Tupidos follajes, suelos acolchonados por hojas secas, variedad de plantas, jardinería cuidada, invitan a desandar por sus senderos.
Insertados dentro de esa naturaleza están los modestos equipos para la recreación infantil, ninguno tiene el brillo de los grandes artefactos de otros parques, los de Puerto Padre son artesanales, salidos de la voluntad de dotar a los infantes de la región de un sitio para el esparcimiento. SEIS, no pasan de esa cifra: La estrella, las sillas giratorias, los botecitos, el trencito, los carritos “hindúes” y el carrusel, este último, el único que no funciona en la actualidad. Muy muy muy modestos, ¡pero hay que ver cuántas sonrisas despiertan en niñas y niños.
También los árboles del parquecito de Puerto Padre cobijan a varias especies de animales en exhibición, y es a nuestro juicio, la parte más lamentable de la instalación, tan lamentable que en algunos casos como el de los leones, duele en el corazón a personas sensibles. El Puente hizo fotos al felino, pero prefiere no hacerlas públicas, ¡es calamitoso su estado! y se habla incluso que, aun así: ¡está mucho más recuperado que tiempo atrás!
Aseguraron trabajadores que no tienen neveras para reservar los cárnicos de las fieras, por lo que comen esos productos (básicamente huesos blancos y otros desperdicios) cuando del Matadero Municipal se los suministran, generalmente TRES veces por semana. Muy seriamente debían las autoridades tanto del parque como del Municipio, valorar con objetividad si es posible mantener a esos animales en exhibición, porque lo que hoy se impone por cuestión, si se quiere hasta ética, es entregarlos, quizás al zoológico nacional, donde puedan recibir la atención que necesitan desde el punto de vista alimentario.
Tampoco la distribución de pienso para las aves se corresponde con sus necesidades, dijo la directora de Servicios Comunales, ingeniera, Adriana Gisbert Jiménez, a Un Puente desde Puerto Padre, a pesar de sus constantes reclamos.
Ya no hay panteras, hienas, ni tigres; los monos no tienen parejas para reproducirse y podría decir que no se les ve alegres saltar de un lado a otro dentro de sus rejas.
En la provincia de Las Tunas solo hay dos parques que exhiben animales, uno de la cabecera provincial y el de Puerto Padre, que merece mostrar al público infantil animales ¡cuidados en el amplio sentido de la palabra!
Pudiera escribir más y más del Parque de Diversiones y Zoológico, 25 de diciembre, de Puerto Padre. Solo decir que tenemos un gran sentido de pertenencia por él, ¿¡Quién de nosotros o de nuestros hijos no ha disfrutado rodando por una canal, montando en un columpio o sencillamente corriendo entre sus árboles!? ¡Queremos al “parquecito” y hoy desde El Puente, lanzamos un SOS, sobre todo, por su población de animales!
































No hay comentarios